Morgan Freeman critica el uso de IA que imita su voz: "Una estafa"




Miami, 30 de junio de 2024 - El reconocido actor Morgan Freeman ha expresado públicamente su decepción y frustración por el uso no autorizado de una versión generada por inteligencia artificial (IA) de su voz, calificándolo como una "estafa". Freeman agradeció a sus seguidores en las redes sociales por alertarlo sobre esta situación, destacando la importancia de la autenticidad y la integridad en la industria del entretenimiento.


El incidente salió a la luz cuando un usuario de TikTok, que afirmaba ser la sobrina de Freeman, publicó videos en los que se utilizaba la voz generada por IA para narrar diferentes contenidos. Este hecho puso en evidencia la preocupante tendencia de la manipulación de voces de celebridades sin su consentimiento.


Este no es el primer caso de una figura pública enfrentando este tipo de problemas. La actriz Scarlett Johansson también se vio envuelta en una situación similar, amenazando con emprender acciones legales contra OpenAI por imitar su voz sin su autorización.


Freeman, conocido por su inconfundible voz y su talento actoral, ha dejado claro su rechazo a este tipo de prácticas engañosas. En sus declaraciones, el actor enfatizó la importancia de preservar la integridad de la voz de cada individuo y el respeto por los derechos de propiedad intelectual.


La utilización de IA para imitar voces de celebridades plantea serias preocupaciones éticas y legales. Además del riesgo de manipulación y suplantación de identidad, estas prácticas ponen en peligro la privacidad y el consentimiento de las personas cuyas voces son utilizadas sin su conocimiento.


La industria del entretenimiento y la tecnología están en constante evolución, y es fundamental establecer regulaciones y salvaguardias para proteger los derechos de los artistas y garantizar la transparencia en el uso de tecnologías de IA. La voz de una persona es una parte intrínseca de su identidad y debe ser respetada y protegida.


A medida que avanza la tecnología, es esencial reflexionar sobre los límites éticos y legales en el uso de la inteligencia artificial. Casos como el de Morgan Freeman y Scarlett Johansson nos recuerdan la importancia de abordar estos problemas y promover un uso responsable de la tecnología para preservar la integridad y el respeto hacia las voces de las celebridades y de cualquier individuo.

Comentarios